QUIÉNES SOMOS

Somos un grupo de cristianas y cristianos con el deseo de desarrollar una teología anabautista latinoamericana. Para ello hemos abierto esta plataforma virtual con el objetivo de publicar distintos artículos teológicos y pastorales y promocionar el estudio de la teología desde la identidad anabautista.

¿Que es el anabautismo?

Cristianos de orientación anabautista han existido desde el comienzo de la era cristiana. En casi todo grupo de iglesias y tal vez en casi todas las congregaciones ha habido personas con un concepto anabautista de la fe cristiana. El anabautismo es una manera de ser cristiano.

“Anabautista” es un nombre inventado que significa “rebautizadores”. Se llamaba así a los cristianos que durante la Reforma del siglo XVI rechazaron el bautismo de infantes y en cambio se bautizaron unos a otros cuando fueron adultos y estuvieron en condiciones de confesar su fe. Los cristianos anabautistas menonitas tienen muchas creencias en común con otros creyentes. Creen en un Dios trino y personal que también es santo y amoroso; en la salvación por gracia previo arrepentimiento y fe; en la humanidad y divinidad de Jesús, en la inspiración y autoridad de las Escrituras y en el poder del Espíritu Santo, y en que la iglesia es el cuerpo de Cristo. Pero sustentan estas convicciones de una manera diferente.

Los anabautistas algunas veces son identificados como el ala izquierda de la Reforma. Surgieron en una época de agitación social y tenían la intención de completar la reforma iniciada por Martín Lutero, Ulrico Zwinglio y Juan Calvino. En general, los cristianos de orientación anabautista ponen mayor énfasis que la mayoría en seguir a Jesús en la vida diaria, en ser parte de una comunidad cristocéntrica, y en buscar superar los conflictos de manera no violenta.

¿Cuáles son los valores esenciales de los cristianos y cristianas anabautistas?

Hay tres declaraciones básicas que afectan profundamente nuestra fe, nuestra identidad y nuestro comportamiento:

1. Jesús es el centro de nuestra fe.

2. La comunidad es el centro de nuestras vidas.

3. La reconciliación es el centro de nuestra tarea.

Estas tres declaraciones son una adaptación moderna de The Anabaptist Vision (La visión anabautista), declaración hecha en 1943 por Harold S. Bender, presidente de la Sociedad Americana de Historia de la Iglesia. De acuerdo con su comprensión de la Escritura, Bender explica que:

1. El cristianismo es discipulado. Es seguir a Jesús en la vida diaria.

2. La Iglesia es una hermandad o familia. Los miembros no sólo se comprometen con Cristo, sino también individual y voluntariamente unos/as con otros/as.

3. Los seguidores de Jesús tienen una ética de amor y no resistencia. Siendo personas transformadas, procuran ser reconciliadores que rechazan participar en la violencia y acciones de guerra.

Te invitamos a seguir el camino de Jesús reflexionando teológicamente junto a nosotros y nosotras.